ISSN 1989-1938
Espai web patrocinat per:
Revista de pensament musical en V.O.

Verdecillo, Gafarró, (European) Serin, Serinus serinus


ELOÏSA MATHEU

En esos días de invierno mediterráneo (enero y febrero) de cielo azul en los que el sol brilla con intensidad y ya se empieza a notar su calor, el canto del verdecillo nos anuncia que muy pronto el frío quedará atras. El Verdecillo parece alegrarse y disfrutar de los rayos del sol y en vuelo o posado en lo alto de un árbol emite su particular canto.

sonograma-verdecillo

El verdecillo

El verdecillo es un pajarillo común en la cuenca mediterránea, pertenece a la familia de los fringílidos y es un pariente muy cercano del conocido y reputado canario. Los machos tienen un llamativo color amarillo, especialmente en la cabeza y la parte inferior del cuerpecillo y en la base de la cola. Viven en huertos, jardines, parques, linderos de bosque, zonas cultivadas con árboles donde instala el nido y es común en pueblos y ciudades. El vuelo, poco rectilíneo y en cierto modo titubeante, recuerda algo al de una gran mariposa.

El canto del verdecillo se escucha con mucha frecuencia, casi se puede disfrutar de él desde febrero-marzo hasta junio y si bien no es de los más madrugadores, una vez sale el sol el macho canta de manera casi ininterrumpida a cualquier hora del día. Consiste en frases de cierta duración, de 3, 4, 5 segundos, que empiezan suavemente, se aceleran y terminan de forma brusca. Están formadas por una rapidísima retahíla de notas, motivos modulados, trinos, siempre muy agudos, emitidos sin ninguna pausa ni ritmo aparente. Son sonidos comprendidos entre los 5Khz y los 9KHz, muy agudos para nuestro oído, tanto que para muchos el sonido resultante es mas chirriante que musical e incluso es habitual verlo descrito como el crepitar del aceite caliente al freir un huevo. Esta descripción tan poco poética no es mas que el reflejo de nuestra incapacidad para apreciar la riqueza de su canto: nuestro oído no es capaz de percibir y distinguir todas y cada una de las notas que constituyen una frase, con sus brevísimos silencios, y el resultado es la confusión, el borrón, el crepitar del aceite…

Canto 00:31

La primera frase del canto anterior a velocidad 3 veces mas lenta. 00:18

Sonograma del canto (1)

Sonograma del canto (1)

Sonograma de un fragmento del canto ampliado.

Sonograma de un fragmento del canto ampliado.

Una vez escuchada una frase a una velocidad mas lenta y visto el sonograma que nos revela algunos secretos, en un segundo ejercicio de escucha descubrimos matices, intuimos notas y motivos. El canto ya no recuerda al crepitar del aceite, ahora sabemos que el Verdecillo es un gran virtuoso del canto… a toda velocidad.

CC_by-nc-sa.eu_petit

*  *  *